Control de calidad en la fabricación – Introducción

El control de calidad es el proceso de cumplimiento y comprobación de la conformidad con las normas de calidad. Hay muchos enfoques diferentes para el control de calidad, pero una parte importante de cada uno de ellos es la inspección regular de las mercancías. Además del software dedicado QMS, algunos sistemas ERP/MRP ofrecen la funcionalidad necesaria para las pequeñas empresas.

quality-control-in-manufacturing

¿Qué es el control de calidad?

El control de calidad (QC) es el proceso de cumplimiento de las normas de calidad, la comprobación de la conformidad de los productos con las mismas y la consiguiente mejora de la calidad del producto. Como tal, es una parte vital de la gestión de materiales. Gran parte de la actividad de control de calidad de una empresa consiste en inspecciones en las que se examinan visualmente los productos físicos para detectar incoherencias.

Estas inspecciones pueden incluir la inspección de lotes, el muestreo de productos, las pruebas de laboratorio, etc.

Aunque los empleados que inspeccionan los productos son directamente responsables de la calidad de las mercancías, un control de calidad adecuado no se limita únicamente a las inspecciones. Los enfoques de control de calidad, como la norma ISO 9001, también hacen hincapié en las áreas que apoyan la gestión de la calidad, como la gestión de los procesos, la creación de competencias, la cultura organizativa, etc.

Control de calidad versus Garantía de calidad

Mientras que el control de calidad se ocupa de cumplir los requisitos de calidad y comprobar la conformidad de los productos, la garantía de calidad (QA) se encarga de crear las condiciones para cumplir los requisitos de calidad. Por tanto, el control de calidad se centra en el producto, mientras que la garantía de calidad se orienta al proceso.

Por ejemplo, las actividades de garantía de calidad incluyen la documentación de los procesos, las auditorías, la gestión de los proveedores, la capacitación del personal, la ingeniería de producción, etc.

Esto significa que la garantía de calidad es más bien proactiva y pretende crear un sistema que permita fabricar productos de alta calidad, mientras que el control de calidad se encarga de comprobar si se ha conseguido.

Beneficios del control de calidad

Disponer de procedimientos de control de calidad tiene muchas ventajas, siendo la más obvia la mejora de la calidad en el lugar de trabajo. Algunas de las ventajas adicionales que se obtienen con el control de calidad son:

  • Lograr el cumplimiento de la normativa
  • Mayor satisfacción del cliente
  • Uso más eficaz de los recursos
  • Procesos racionalizados
  • Reducción de los costos de producción
  • Aumento de las ganancias

Métodos de control de calidad y metodologías

Hay muchas metodologías diferentes de control de calidad que se han generalizado tanto en las empresas grandes como en las pequeñas. Desde simples inspecciones hasta el uso de herramientas estadísticas o gráficos de control de calidad, estos enfoques ayudan a las empresas a seguir, analizar y reducir las incoherencias.

Método de inspección al 100%

Como su nombre indica, la idea central del método de inspección al 100% es inspeccionar todos y cada uno de los artículos de un lote de existencias. Aunque este método es muy eficaz para detectar incoherencias en la calidad de la mercancía, también es más costoso que una inspección por muestreo. El método de inspección al 100% sólo resulta rentable cuando el costo de aceptar productos defectuosos es muy elevado, cuando se está seguro de que un lote contiene mercancías defectuosas, cuando un empleado de producción es propenso a cometer errores o cuando se sabe que el proveedor no garantiza una buena calidad en sus instalaciones.

Método de muestreo de aceptación

El muestreo de aceptación se basa en inspeccionar aleatoriamente sólo una determinada cantidad de artículos de un lote de existencias. Si la cantidad de artículos defectuosos en la muestra es baja, se acepta todo el lote. Sin embargo, si la cantidad de defectos es alta, se rechaza todo el lote. Sin embargo, de esta forma sigue existiendo la posibilidad de que se tomen decisiones erróneas, por lo que cuando un error puede resultar muy caro, el método de inspección al 100% sería una mejor opción.

Control estadístico de la calidad (SQC)

El control estadístico de la calidad (SQC) es un sistema de control de calidad que emplea métodos estadísticos para supervisar la calidad en una instalación. Utiliza inspecciones por muestreo, análisis de datos y gráficos de control para determinar la probabilidad de los defectos, lo que le permite investigar las causas de origen y mejorar la calidad.

Control estadístico de procesos (SPC)

El control estadístico de procesos (SPC) es otra metodología de supervisión de procesos y calidad que emplea la estadística para detectar incoherencias en las instalaciones. El SPC utiliza herramientas como los diagramas de causa y efecto, los gráficos de control, el mapeo de defectos, etc., con el fin de mejorar la calidad y la eficiencia, reducir los residuos e inculcar prácticas de mejora continua.

Gestión de la calidad total (TQM)

La gestión de la calidad total (TQM) es una metodología cuyo objetivo es producir mercancía que satisfaga a los clientes de la forma más económica posible. Como tal, se trata de un enfoque mucho más amplio que el SQC, que abarca todos los ámbitos de la empresa, desde el diseño del producto hasta el servicio al cliente, con el objetivo de poner en marcha prácticas de mejora continua que conduzcan a una satisfacción del cliente cada vez mayor.

Six Sigma

Six Sigma es una metodología moderna de gestión de la calidad cuyo objetivo es eliminar las desviaciones de los procesos empresariales y de fabricación. Se supone que un proceso Six Sigma debe ser consistente, sin que se produzcan defectos el 99,99966% de las veces – es decir, 3,4 ocurrencias defectuosas por cada millón. La metodología gira en torno a la identificación y eliminación de la variación mediante un proceso de pasos denominado DMAIC (por sus siglas en inglés):

  1. Definir el problema
  2. Medir el rendimiento actual
  3. Analizar el proceso y encontrar la causa raíz de las variaciones
  4. Mejorar el proceso eliminando la causa raíz
  5. Controlar el proceso de mejora para evitar retrocesos

En el diseño de productos, estos pasos también se denominan DMADV o Definir, Medir, Analizar, Diseñar, Verificar.

Six Sigma suele ser más adecuado para las grandes empresas, ya que ha sido implementado por muchas empresas de la lista Fortune 500, entre otras. Pero también puede implementarse en empresas más pequeñas, aunque puede costar mucho.

Lean Six Sigma

Lean Six Sigma es una amalgama de las filosofías y metodologías de lean manufacturing y Six Sigma. Por lo tanto, su objetivo es eliminar la variación en los procesos, así como los ocho tipos de residuos que están en el centro de la filosofía Lean. Esto hace que Lean Six Sigma sea mucho más amplio que Six Sigma, ya que además de los defectos, la aplicación también se centra en la sobreproducción, el tiempo de espera, el talento no utilizado, el transporte ineficiente, el exceso de inventario, los movimientos innecesarios y el exceso de procesamiento. Por lo tanto, se puede decir que Lean Six Sigma no es simplemente una metodología de control de calidad, sino un enfoque global de la gestión.

Control de calidad en ERP/MRP

Aunque hay muchos software de gestión de la calidad (QMS) disponibles en el mercado que proporcionan a los fabricantes una funcionalidad avanzada para el control de la calidad, a menudo son demasiado caros y complicados para las pequeñas empresas. Especialmente cuando hay otros tipos de software desplegados que deben ser implementados, utilizados y pagados. En cambio, algunos sistemas ERP/MRP ofrecen en sus paquetes una supervisión básica de la calidad junto con la funcionalidad de seguimiento de lotes, lo que reduce los costos generales del software y proporciona a las pequeñas empresas herramientas sencillas para mejorar sus procesos de fabricación y la calidad de sus productos.

Esta funcionalidad básica de control de calidad debe incluir:

  • Ajustes de inspección de la calidad tanto de los productos adquiridos como de los fabricados
  • Los artículos aprobados quedan automáticamente disponibles en el inventario
  • Órdenes de servicio (retrabajo/reparación) o cancelaciones disponibles para los artículos rechazados
  • Notificaciones de los elementos que deben inspeccionarse
  • Estadísticas como los índices de rechazo totales, y los índices de rechazo por proveedor o por empleado

Estas funcionalidades son ya un gran punto de partida para intentar mejorar la calidad en sus instalaciones sin complicar sus flujos de trabajo con un software de gestión de la calidad muy complejo. Sin embargo, la mayoría de los sistemas ERP/MRP para pymes carecen de estas funcionalidades, por lo que es necesario asegurarse de que el software que elija se ajuste a las necesidades de su empresa.

MRPeasy ofrece a las PYMES una sencilla funcionalidad de control de calidad junto con muchas y potentes funciones de MRP y ERP.

Principales aspectos a tener en cuenta

  • El control de calidad (QC) es el proceso de cumplimiento de las normas de calidad, la comprobación de la conformidad de los productos con ellas y la consiguiente mejora de la calidad del producto.
  • Por otro lado, la garantía de calidad (QA) se encarga de crear las condiciones para cumplir los requisitos de calidad. Por tanto, el control de calidad se centra en el producto, mientras que la garantía de calidad se orienta al proceso.
  • Hay muchos enfoques diferentes del control de calidad, siendo algunas de las metodologías más populares el control estadístico de la calidad (SQC), el control estadístico de procesos (SPC), la gestión de la calidad total (TQM), Six Sigma y Lean Six Sigma.
  • Sin embargo, todos los enfoques se basan en la inspección periódica de las mercancías.
  • Aunque hay muchos programas informáticos dedicados a la gestión de la calidad, suelen ser demasiado caros y complejos para las pequeñas empresas. Afortunadamente, algunos sistemas ERP/MRP ofrecen la funcionalidad necesaria para el control de la calidad.

También le puede gustar: Control de la producción – Guía práctica